¿Quiénes Somos?

La RIA es una red, constituida como una asociación civil, de organizaciones de la sociedad civil (OSC) que trabajan a favor de los derechos y el bienestar de los niños, niñas y adolescentes en el Estado de Puebla, especialmente los más vulnerables.

En 1989 la Organización de las Naciones Unidas aprobó la Convención sobre los Derechos de la Niñez (CDN), y México fue de los primeros países en firmar y luego ratificarla. La CDN respondió a un análisis de los requisitos para el bienestar, el sano desarrollo y la plena integración social de cualquier niño o niña en el mundo, a beneficio de los mismos niños y niñas y de sus sociedades y naciones. Respondió también al reconocimiento del hecho sumamente preocupante que muchos niños y niñas alrededor del mundo y algunos  países sin excepción, hasta los más ricos, no gozan de todos esos requisitos: la vida en un ambiente familiar, la nutrición y otros cuidados esenciales, los servicios de salud, la educación, la protección contra la violencia y contra la explotación laboral y sexual, entre otros La CDN ayudó a crear mayor conciencia en los gobiernos y en las sociedades civiles de la necesidad (y los beneficios) de cuidar mejor a los bebés, niños, niñas y adolescentes a través de la protección de todos sus derechos, empezando por su derecho de vivir en familia (u otro ambiente seguro y afectuoso), no sólo con asistencia eventual o emergente.

Quizás por la influencia directa o indirecta de la CDN, muchas de las organizaciones  miembros de la RIA se fundaron alrededor del año 1989 o en los años siguientes, así como muchísimas otras OSC que atienden a niñas, niños y adolescentes alrededor de la República. En 2000,  a raíz de la CDN, se promulgó la Ley Federal de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. En 2001 se fundó la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) en la Ciudad de México, con miembros en varios estados de la República, surgiendo de la colaboración de las OSC fundadores de la REDIM a partir de 1995.  En 2005 se fundó la Red por la Infancia y Adolescencia Puebla por un grupo de OSC  siendo  la primera y hasta el momento la única, Red o Asociación Estatal en México de OSC a favor de los derechos y el bienestar de los niños, niñas y adolescentes. Aunque muchos miembros de la RIA se fundaron como OSC a partir del año de la promulgación de la CDN, al fundarse la Red la mayoría tenía poco conocimiento de esa Convención, muchos tenían un enfoque más bien asistencialista y de buenas intenciones.  Las organizaciones fundadoras de la RIA  estaban conscientes de los problemas de la infancia y adolescencia en el Estado de Puebla (que era en esa época uno de los pocos estados de la República todavía sin una Ley Estatal de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes). Los fundadores, y las OSC que pronto se unirían a la RIA, tenían mucho que hacer (aparte de atender al trabajo cotidiano en sus propias organizaciones).

Es importante al considerar las OSC que atienden a la infancia y la adolescencia vulnerable, sean o no miembros de la RIA (y a otras OSC, como las que atienden a personas de edad avanzada) reconocer estas dos circunstancias:

  • Son esenciales para los gobiernos y la sociedad: sin ellas las dependencias de gobierno que trabajan en el mismo campo estarían aún más insuficientes (así es en prácticamente todos los países del mundo, y en muchos países las OSC hacen tanto o más trabajo que el gobierno,
  • Trabajan generalmente en condiciones muy difíciles, el trabajo en sí es demandante,  ya que las OSC dependen de donativos y algunos apoyos gubernamentales como los de SEDESOL.

Los fundadores de la RIA reconocían estas dos circunstancias, entre otras, al pensar en las actividades de la RIA: tratar temas como la procuración de fondos para OSC sin fines de lucro, la administración con pocos recursos, el desarrollo de prácticas con enfoque de derechos, la capacitación de personal y el uso de voluntarios, la difusión de información sobre los niños, niñas y adolescentes vulnerables en el Estado de Puebla, la incidencia en la legislación y políticas públicas, y más.

En los primeros dos años de la Red por la Infancia y Adolescencia  (2005-2006), se trabajó mucho en el desarrollo y la consolidación de la RIA como red, y en el fortalecimiento de los miembros como OSC, con conferencias y talleres sobre muchos de los temas que se acaban de mencionar. En los siguientes dos años (2007-2008) se siguió con la misma línea general, y se organizó el primero de los eventos para los niños, niñas, adolescentes y sus familias beneficiarios de las organizaciones miembros de la RIA y el público en general, “Juego Derecho por mis Derechos”. La RIA también incidió activamente en la iniciativa de Ley Estatal de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que se aprobó en agosto de 2007,  (tenemos propuestas de reforma, incluyendo atención especial a la infancia y adolescencia indígena, que sigue en general en situación de alta vulnerabilidad y protección insuficiente de sus derechos).

Desde 2009, muchas de las organizaciones miembros de la RIA han sentido efectos de la situación económica global, que no se ha sentido tanto en México, comparado con otros países del mundo. Se habla mucho de los efectos de las recesiones o depresiones económicas sobre las clases medias, pero casi siempre los efectos son aún más duros sobre los sectores más vulnerables, en este caso sobre las OSC como los miembros de la RIA y las poblaciones de niñas, niños, adolescentes y sus familias que atienden. Sin embargo, la RIA siguió su camino. En 2011 incidió en las reformas a la legislación y las políticas públicas que rigen la adopción en el Estado de Puebla, quedando  satisfecha con la mayoría de los cambios, pero todavía con algunas preocupaciones. En noviembre del mismo 2011 se organizó el Primer Simposio de la RIA en el ITESM Puebla, “La Niñez Poblana Ayer, Hoy y Mañana”, con cuatro ponencias magistrales sobre las cuatro áreas de trabajo principales de los miembros de la RIA:  La infancia y adolescencia con discapacidad, la infancia y adolescencia sin cuidados parentales (en situación de calle, orfanato, casa hogar, etc.), la infancia y adolescencia indígena, y la infancia y adolescencia que carece de servicios básicos adecuados (nutrición, salud, educación, comunidad segura, etc.).

En este año de 2012 la RIA tiene planes, entre otros:  aumentar la difusión de información sobre las OSC miembros, y sobre la infancia y adolescencia en situaciones de vulnerabilidad en el Estado de Puebla, incluyendo un Encuentro sobre ese tema en noviembre (seguimiento del Simposio de 2011), y de abogar por la creación del Consejo Estatal de Atención a la Violencia Intrafamiliar (CEPAVI) y el Programa Integrado que requiere la Ley Estatal de Prevención, Atención y Sanción de la Violencia Familiar en 2001 y que nunca se ha cumplido.

La membrecía de la RIA, actualmente cuenta con 21 organizaciones activas (y otras en contacto), ha fluctuado a través de los años, sobre todo en tiempos difíciles, pero siempre ha crecido en términos del conocimiento de la CDN, del trabajo de los miembros, de la administración de una OSC (o sea, administración de trabajo importante con escasos recursos), y de la problemática de la infancia y adolescencia vulnerable en Puebla. Cabe mencionar que sólo se admiten como miembros de la RIA a Organizaciones de la Sociedad Civil debidamente constituidas y auténticamente sin fines de lucro, entre otros requisitos.

Respecto a la problemática de la infancia y adolescencia vulnerable en Puebla, sí ha habido avances a través de los años, pero todavía hay demasiados niños y niñas en situación vulnerable. La mortalidad infantil es todavía demasiado alta en el Estado (y altamente concentrado en las comunidades pobres),  la desnutrición, la baja escolaridad, el trabajo infantil, y otros renglones de violación de los derechos de niñas, niños y adolescentes (los lectores que quieran más detalles pueden consultar www.infanciacuenta.org de la REDIM).

La RIA tiene mucha razón de ser y mucho que hacer.

Misión

Vincular y fortalecer a las organizaciones que trabajan con niños, adolescentes y jóvenes en condiciones vulnerables en el Estado de Puebla mediante alianzas intersectoriales, difusión de servicios y profesionalización de sus miembros, para garantizar el cumplimiento, respeto y salvaguarda del ejercicio de los derechos de la Infancia.

Visión
Ser un organismo socialmente reconocido por las acciones ejercidas en la promoción y vigilancia del cumplimiento de los derechos de la Infancia en el Estado de Puebla en el 2013.

Objetivos

  • Impulsar el fortalecimiento y profesionalización de las OSC integrantes de la RED.
  • Facilitar la vinculación entre OSC que tengan objetivos a favor de la niñez y la adolescencia.
  • Comunicar a la sociedad la trascendencia del trabajo de las OSC e las diversas problemáticas de la infancia en el estado de Puebla.
  • Promover, colaborar e incidir según corresponda en las actividades de gobierno, iniciativa privada, organismos académicos, agencias internacionales y personas que contribuyan al interés superior de la Infancia.
  • Contribuir a la promoción y ejercicio pleno de los derechos emanados en la convención de los derechos del niño.